La importancia de Organizar el Product Backlog

Organizar es una palabra que proviene del latín organizare, relacionada con la acción de disponer las partes de un todo de la manera conveniente para un fin determinado. Al organizar algo, nos enfocamos en preparar las cosas pensando detenidamente en todos los detalles necesarios no solo para su buen desarrollo, sino también para la consecución del objetivo determinado. En ese orden de ideas, al organizar se dispone de una estrategia y de un plan. Es decir, se planifica y se ordena, no sólo el desarrollo sino también los detalles de dicha actividad.

Cuando los equipos agiles tienen un Product Backlog organizado, es porque han definiendo una estrategia de liberación (en diseño de productos se conoce como estrategia de producto) y un roadmap (o plan de liberación), los cuales deben estar alineadas a la visión y al propósito del producto, para así garantizar la mayor generación de valor.

Hay que tener en cuenta, que las relaciones entre estos elementos, funcionan en ambas direcciones. El Product Backlog puede causar cambios en Roadmap (o plan de liberación), lo que a su vez puede afectar la estrategia. Por ejemplo, si los comentarios de los clientes y usuarios indican que el producto no responde adecuadamente a sus necesidades, o si el progreso del desarrollo es lento. Esto puede conducir a cambios en roadmap del producto, de manera similar los cambios en el roadmap del producto pueden generar la necesidad, de realizar ajustes en la estrategia de liberación del producto. Ahora bien, si no se logra encontrar una estrategia válida. Es decir, que ayude al equipo a desarrollar un producto alineado con la visión, entonces es probable que se tenga que modificar la visión o diseñar una nueva. Mas lo que no debe variar, es el propósito del producto.

La estrategia de producto o estrategia de liberación es un plan de alto nivel que ayuda a los equipos a hacer realidad el propósito y la visión del producto. Esta debe ser capaz de explicar para quién es el producto y por qué la gente querría comprarlo y usarlo. Como también, qué es el producto y cuáles son los objetivos comerciales o la propuesta de valor para los clientes o usuarios. Y por qué vale la pena que la organización invierta en él. Ahora, para que la estrategia cumpla con su objetivo, deberá tener presente las necesidades del cliente, la propuesta de valor para suplir esas necesidades y los objetivos de negocio.

Adicionalmente a esto, la estrategia deberá representar la forma en que se va a validar la hipótesis, o se va a adquirir el conocimiento necesario para el desarrollo del producto, o si por el contrario se procederá a entregar valor al cliente.

En este sentido hay que mencionar las distintas formas de representarlo como son:

El Minimum Viable Product (MVP). El cual se utiliza para realizar una «prueba de concepto» o experimento, y mediante ésta validar una hipótesis o adquirir un conocimiento.

La Minimum Marketable Feature (MMF). La cual representa, una característica real que proporciona un valor tangible a los clientes. Mediante la cual, se aborda una necesidad específica o resuelve un problema determinado

Minimum Marketable Product (MMP o MMR1). Es la agrupación de varias funcionalidades o MMFs que entregamos en el primer release. (desafortunadamente comúnmente se confunde con MVP).

Ahora, el Roadmap o plan de liberación. (conocido también como plan de release), es una herramienta increíblemente útil para implementar la estrategia del producto y alinear las exceptivas tanto de los equipos como de los Stakeholders. Además, también se utiliza para planificar los hitos, que servirán para comunicar los resultados de la solución. En este sentido, el roadmap o plan de liberación describe cómo se ejecutará la estrategia

En su forma más simple, un roadmap o plan de liberación, comunica cómo es probable que evolucione un producto al mapear sus respectivos lanzamientos (o entregables) en una línea de tiempo.

Cada release (entregable o lanzamiento), es una versión del producto que crea valor para los clientes o usuarios. Por ejemplo, mejorar la experiencia del usuario o proporcionar nuevas funcionalidades.

Otras de las razones por la que es importante contar con un roadmap (o plan de liberación), es que refleja una continuidad del propósito del producto, por lo que ayuda a los Product Owner o Product Manager, a tomar decisiones de priorización. Por este motivo, el roadmap o plan de liberación, se convierte en una herramienta para expresar decisiones estratégicas.

Como puedes ver mi querido amigo lector, la gran importancia que tiene el tener un product backlog organizado, radica en que permite tener un product backlog orientado a resultados por encima de solo entregables. Ya que se alinea el propósito y la visión del producto con la estrategia y el plan de liberación de cada entregable.

Si quieres aprender mas, te invito a que le des un lectura a mi libro: Product Backlog, una mirada sistemica (Aqui). En donde te ofrezco una visión completa de lo que es el Product Backlog y su importancia en el desarrollo de productos y soluciones que generen valor al cliente. Ademas de mostrarte como crear, organizar y gestionar product backlog orientado a outcome (resultados) por encima de output (entregables).

Pd:Te invito a dar un vistazo a mi libro recomendado del mes (Clic Aquí)

Gracias por tu tiempo.

Saludos,


También te puede interesar Leer



SUSCRÍBETE A MI BLOG

Y cada vez que realice una nueva publicación, recíbela al instante.


    
Suscríbete al Blog
Y entérate cada vez que realice una nueva publicación.
Suscribirse
Te puedes dar de baja cuando lo desees!
close-link
A %d blogueros les gusta esto: