El poder del propósito

«Es maravilloso ver los grandes avances que se pueden lograr cuando hay un propósito resuelto detrás de ellos».
– Winston Churchill

Una intención es algo que quieres o planeas hacer. Una meta puede ser una declaración de lo que se pretende lograr. Pero un propósito, eso es mucho más significativo. Es la razón por la que se hace algo, es el estado final definido de una intención o una meta. Es la determinación de lograr algo apasionante, atractivo y trascendente. El cual proporciona un sentido de misión convincente.

Cuando nos esforzamos por alcanzar un propósito, nuestras decisiones y acciones son importantes. Habrá dificultades y desafíos que requieren paciencia y perseverancia, pero en general debe generan una sensación de alegría y entusiasmo.

Si te despiertas todos los días lleno de apatía o temor, probablemente no estés haciendo lo que estabas destinado a hacer. Si ya no puedes ser positivo en el trabajo o con tus seres queridos, es una señal de que puede haber perdido su propósito.

En última instancia, tener un propósito es una elección. Podemos elegir hacer cosas que nos traerán más alegría y nos darán más sentido de propósito. También elegimos qué y quién nos influye.

Cada uno de nosotros tiene dones, fortalezas y superpoderes específicos (si lo quieres ver en un sentido un poco mas cómico). Quizás eres un solucionador de problemas. O tienes perspicacia para los negocios. Tal vez sea excelente para organizar a las personas y hacer las cosas. Por lo que la alineación con un propósito satisfactorio probablemente involucre las cosas para las que ya tiene conocimientos, competencias y habilidades.

“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su capacidad para trepar a un árbol, pasará toda su vida creyendo que es estúpido «.
– Albert Einstein

La pasión por el aprendizaje continuo puede ser particularmente valiosa para ayudarlo a descubrir e impulsar su propósito. Nos brinda la oportunidad de conocer y comprender, pero sobretodo de explorar sus capacidades creativas.

“El aprendizaje no es producto de la enseñanza. El aprendizaje es producto de la actividad de los alumnos «.
– John Holt, autor y educador estadounidense

Cada experiencia, ya sea buena o mala, termina enseñándonos algo, pero si obtenemos conocimiento de ella es o no, nuestra elección. Esta es una destreza lograda y no es algo natural para la mayoría de las personas. Se necesitará práctica, un esfuerzo consciente y acciones deliberadas de nuestra parte para dominar el aprendizaje como un comportamiento de rutina. Por lo que debemos ser dueños de nuestro aprendizaje para encontrar nuestro propósito.

“Lo que hace que las personas sean inteligentes, curiosas, observadoras, competentes, seguras, ingeniosas, persistentes (en el mejor y más amplio sentido) no es tener acceso a distintos medios/lugares de aprendizaje, recursos y especialistas, sino poder hacer una amplia variedad de cosas interesantes que importan, cosas que desafían su ingenio, habilidad y juicio, y que marcan una diferencia obvia en sus vidas y las vidas de las personas que los rodean «.
– John Hol

Mi querido amigo lector, comienza preguntándote ¿Qué estás haciendo y por qué? ¿Qué es lo que te apasiona particularmente? 

Necesitamos ser dueños de nuestro sentido de propósito y establecer nuestro camino hacia el descubrimiento de nuestra misión deseada en la vida. Y aunque los individuos son en última instancia responsables de sus propios resultados. Recuerda que si eres líder, es tú responsabilidad crear y gestionar un entorno para permitir que otros tengan éxito.

Del mismo modo para un equipo, tener un propósito claro que lo guie y que marque la pauta referencial para la toma de sus decisiones, será fundamental en su proceso de generación de valor. Por lo que la invitación en este punto mi querido amigo lector será, identifica y comparte con el equipo cual es el propósito de su existencia y periódicamente revisen en conjunto si realmente están trabajando sobre ese propósito o no y tomen las decisiones de mejora que les permita estar siempre alineados a él.

Mi querido amigo lector una vez mas, gracias por tu tiempo.

Ah y porque no todo es lectura, quiero compartir también contigo los videos de algunos de los espacios en los que he participado y que podrás encontrar en mi canal de YouTube llamado «Habilitando la Agilidad«

Podrás visitar y suscribirte al canal aquí

Pd1:Te invito a dar un vistazo a mi libro recomendado del mes (Clic Aquí)

Pd2: Ahora puedes escuchar AudioPost Aqui, una nueva forma que tengo de compartir contigo nuevas entradas.

Saludos,


También te puede interesar Leer



SUSCRÍBETE A MI BLOG

Y cada vez que realice una nueva publicación, recíbela al instante.

 

    
Suscríbete al Blog
Y entérate cada vez que realice una nueva publicación.
Suscribirse
Te puedes dar de baja cuando lo desees!
close-link
A %d blogueros les gusta esto: